Degeneración Macular Asociada a la Edad

¿Qué es la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE)?

La mácula es la zona central de la retina. Gracias a ella percibimos los colores, mejor los contrastes, perfiles de los objetos y somos capaces de leer y realizar actividades de precisión.

La Degeneración Macular Asociada a la Edad es una enfermedad que afecta a esa zona de la retina, viéndose alterada en el que la padece la visión central, a partir de los 50 años, manteniendo la visión no central o periférica.

Existen dos formas: la seca: de progresión más lenta y la húmeda, en la que se acumula líquido en las capas de la retina o debajo de la misma siendo de evolución mucho más rápida y agresiva. Las formas secas pueden evolucionar hacia la húmeda al cabo de los años por lo que hay que vigilarlas a lo largo del tiempo.

¿Cómo puedo detectar la Degeneración Macular Asociada a la Edad?

Suele comenzar con la distorsión en la visión apareciendo las líneas onduladas o torcidas, y/o manchas en la visión que dificultan fundamentalmente en principio las tareas cercanas. Existen unas cuadrículas (Rejillas de Amsler) que se pueden mirar con cierta periodicidad con cada ojo por separado y con la graduación de cerca para intentar detectar lo antes posibles estos cambios en la visión, con el fin de acudir a ser valorado por un médico oftalmólogo.

¿En qué consiste la exploración oftalmológica en un paciente con Degeneración Macular Asociada a la Edad?

Para el diagnóstico, el oftalmólogo examina el fondo del ojo, estudiando la retina, mácula y el nervio óptico, habitualmente instilando gotas previamente para dilatar las pupilas. En ocasiones es necesario ampliar el estudio mediante pruebas complementarias tales como la Tomografía de Coherencia Óptica (OCT), técnica que permite de forma no invasiva y sin riesgo tomar imágenes de la retina y del nervio óptico con micras (milésimas de milímetro) de resolución, o como la Angiografía Fluoresceínica (AFG), que consiste en inyectar un colorante en la vena normalmente del brazo y realizar fotografías del fondo de ojo que muestran el estado de los vasos retinianos, para ayudar en el diagnóstico y control de la enfermedad.

¿Tiene tratamiento la Degeneración Macular Asociada a la Edad?

Para la forma seca de la enfermedad se recomienda un aporte alimenticio adecuado que a veces puede ser suplementado por complejos vitamínicos para intentar frenar la progresión de la Degeneración Macular y su no conversión a la forma húmeda.

Si la DMAE es húmeda el tratamiento actual de primera línea son los medicamentos antiangiogénicos. Existen varios actualmente disponibles y el médico oftalmólogo le indicará cual es el más adecuado en su caso. Hasta la fecha todos ellos son administrados mediante inyección dentro del ojo, con cierta periodicidad y extremando las medidas preventivas con el fin de evitar una infección.

En casos que no respondan a la medicación existen terapias alternativas que el médico oftalmólogo le comentará.

Aviso Legal | Copyright Clínica Oftalmológica Pérez-Salvador. Plantilla original de Kriesi