Astigmatismo

¿Qué es el astigmatismo?

El astigmatismo es un defecto de la vista, causado habitualmente por una deformación en la curvatura de la córnea (capa transparente anterior del globo ocular). En una persona que padezca astigmatismo, uno de los ejes está aplanado respecto al contrario que es más curvo. Produce una alteración de la imagen tanto de lejos como de cerca viéndose los objetos deformados y borrosos. El astigmatismo puede presentarse como un defecto aislado, aunque en la mayoría de los casos se combina con la miopía o la hipermetropía.

Tengo astigmatismo, ¿me subirá con los años?

La cantidad de astigmatismo corneal habitualmente no se modifica a lo largo de la vida, pero sí que disminuye la capacidad de compensarlo. Pero existen astigmatismos patológicos asociados a ciertas enfermedades oculares en los que sí que puede cambiar a lo largo de la vida y que deben ser detectados y tratados precozmente. El ejemplo típico es el queratocono, existiendo más enfermedades o procesos que pueden modificarlo.

¿Cómo se trata el astigmatismo?

El astigmatismo al igual que el resto de los defectos refractivos puede ser corregido mediante gafas, lentes de contacto y/o procedimientos quirúrgicos. Dentro de éstos se puede modificar la curvatura corneal mediante diferentes técnicas láser sin necesidad de abrir el ojo, técnicas incisionales corneales o con la implantación de una lente dentro del ojo tras la apertura del mismo, conservando o no la lente intraocular natural o cristalino. En estas ocasiones las lentes utilizadas serán tóricas, de tal manera que corrigen el eje del astigmatismo.

La elección del procedimiento dependerá de la actividad del paciente, sus apetencias así como un estudio previo oftalmológico.

Aviso Legal | Copyright Clínica Oftalmológica Pérez-Salvador. Plantilla original de Kriesi